¿Por qué solicitar el Sello "e"?

Los beneficios que para una empresa supone una certificación sectorial como la del Sello “e” son de gran alcance. Desde las numerosas repercusiones positivas sobre la calidad de sus procesos y servicios hasta la mejora de su posicionamiento y competitividad y, por tanto, en su propia cuenta de explotación.

En un mundo en el que los clientes/consumidores cada vez exigen una mayor excelencia y responsabilidad a las empresas de las que son usuarios y teniendo en cuenta la extensa oferta de proveedores de servicios de logística y transporte, sin duda, la posesión de un certificado de excelencia, regido por una amplitud de principios, que cubren a su vez todos los aspectos de la cadena de valor de la logística y el transporte, supone una gran ventaja frente a los propios competidores.

A ello se une que la obtención del Sello “e” pone en relevancia una gestión excelente por parte de su poseedor, al demostrar un grado de cumplimiento más que exigente, en todos los principios que componen la norma.

Igualmente, llevará implícita la implementación de una cultura interna de excelencia, además de la demostración del ejercicio de la responsabilidad empresarial dirigida a los principales grupos de interés: clientes, accionistas, empleados, proveedores y subcontratistas.